Brownies de chocolate y...¿espinaca?

junio 22, 2016 Mi vida en color verde 0 Comments

Que nadie tiene que sentirse mal por dejarse llevar y entregarse a unos brownies de chocolate caseros recién hechos está más que claro. Pero... ¿y si a esa combinación le añadimos un toque de verde? 

Es una receta que he preparado ya unas cuantas veces y nunca falla. Es fácil, sana, sencilla y se prepara rapidísimo. Además, es idónea para camuflar algo de verde entre tanto dulzor y que los no-fans de la verdura (como por ejemplo, muchos niños) la coman sin darse cuenta. ¡Allá vamos!

Ingredientes

100 g de espinacas
200 ml de leche vegetal (vuestra preferida, yo suelo usar de almendra)
250 g de azúcar integral o de coco
2 cucharadas de aceite de coco
175 g de harina integral
70 g de cacao orgánico en polvo
1 cucharadita de levadura en polvo
1/2 cucharadita de sal
85 g de pepitas de cacao

Tanto el azúcar, como el aceite o la harina, pueden sustituirse por las opciones normales. No tienen por qué ser de coco o integrales, simplemente especifico los ingredientes que a mí me gusta usar para hacer una versión más saludable.




¡Manos a la obra!

Ponemos a precalentar el horno a 180º y con ayuda de un spray de aceite (o un chorrito y nuestras manos) engrasamos un poco un molde no muy alto de tartas o bizcochos (dependiendo del grosor que queramos obtener).

Con ayuda de la batidora, mezclamos la leche vegetal con la espinaca hasta conseguir una mezcla suave y sin grumos y la añadimos a un recipiente junto con el azúcar y el aceite de coco previamente derretido. Mezclamos.

En otro recipiente, mezclamos la harina tamizada, el cacao en polvo, sal y levadura e incorporamos al recipiente con la mezcla líquida. Mezclamos hasta conseguir una masa densa, y en este momento incorporaremos a la mezcla las pepitas de cacao (o si lo preferís, podéis añadir nueces, uvas pasas...¡al gusto!)

Finalmente, una vez mezclado, echamos la mezcla en el molde para horno y horneamos durante 35 minutos a 180º. Para comprobar que está listo, pincharemos en el centro con un cuchillo o tenedor y comprobaremos que sale limpio. Una vez que esté dorado a nuestro gusto, retiramos del horno y dejamos enfriar. Es ahora cuando podremos cortar la masa en unos cuantos brownies y ya estará listo para compartir con nuestros amigos.

¡Disfrutad!

También te puede gustar...

0 comentarios: