'Alitas' de coliflor al horno

abril 10, 2017 Mi vida en color verde 0 Comments

¡Hola a todos! 

Hoy quiero compartir con vosotros una de esas recetas perfectas para los días en los que el cuerpo nos pide "comida basura" pero no queremos portarnos del todo mal. ¿Qué os parecen estas alitas de coliflor al horno y libres de aceite que simulan las famosas "chicken buffalo wings" americanas? Es más fácil de lo que parece.



Ingredientes

1 coliflor
1 taza de harina (del tipo que queráis, yo normalmente uso harina integral o preparo la mía con copos de avena. ¡A vuestro gusto!)
2-3 tazas de leche vegetal (sin endulzar)
2 tazas de pan rallado o panko (con el panko quedarán mucho más crujientes)
1 taza de salsa (podéis adaptarla a vuestro gusto. Yo uso sriracha rebajada con un poco de tomate, pero podéis usar ketchup, salsa barbacoa...¡lo que más os guste!)
Sal y especias

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC mientras cortamos la coliflor en pequeños trozos o ramilletes similares a los que podéis ver en la foto de la receta.

En un recipiente, combinamos la leche vegetal con la harina. Empezaremos con 2 tazas de leche vegetal y añadiremos una poca más si es necesario para conseguir una mezcla homogénea (depende un poco del tipo de harina que utilicemos. Normalmente, yo suelo utilizar 2 tazas abundantes de leche de soja). Añadimos una buena pizca de sal y especias a nuestro gusto (ajo y cebolla en polvo, perejil, pimentón...). En un recipiente aparte, pondremos nuestro pan rallado.

Y ahora es cuando podemos comenzar nuestro proceso de "empanado o rebozado tradicional". Cogemos los pedazos de coliflor y lo pasamos por la mezcla húmeda, y después por el pan rallado o panko, y a continuación lo iremos colocando en la bandeja para horno (¡muy importante utilizar papel anti adherente!). Repetimos el proceso con todos y cada uno de los ramilletes de coliflor.

Horneamos durante 10-15 minutos a 180ºC con la bandeja en posición media. ¡Cuidado que no se os queme el pan rallado! 

Una vez pasados estos primeros 15 minutos, sacaremos la bandeja del horno y pasaremos todos los pedacitos de coliflor por la salsa que hayamos elegido (¡dejad que se empape bien!) y volvemos a colocarlas en la bandeja para horno, no sin antes espolvorear por encima un poco de pan rallado o panko extra (¡ojo!, no volver a pasar la coliflor por el pan rallado después de la salsa, simplemente echar un toque generoso por encima para darle un toque extra crujiente en la superficie, pero queremos que la salsa se lleve el protagonismo).

Finalmente, volvemos al horno otros 15 minutos a 180ºC (tiempo total de horneado, 30 minutos, en dos fases). Podéis jugar un poco con los tiempos y guiaros por vuestro instinto, ya que dependiendo del tipo de horno puede haber variaciones, pero no deberíais de tener problemas. 

Y con esto...¡listo para comer! Retiramos del horno, emplatamos, ¡y a disfrutar!

Contadme qué os ha parecido y no os olvidéis de etiquetarme en vuestras fotos en Instagram

¡Feliz semana!

También te puede gustar...

0 comentarios: